lunes, 26 de julio de 2010

La Palabra Viva de la escritora Hilda Hilst

Hilda Hilst (a la izquierda) con la actriz y poeta Beatriz Azevedo.

Hilda Hilst es uno de los protagonistas fundamentales
del paisaje literario brasileño y de lengua portuguesa
del siglo XX


Por Cristiane Grando*
Te prometo, muerte,
La vida de un poeta. La mía:
Palabras vivas, fuego, fuente.
Hilda Hilst

“Leer es como pensar, como rezar, como hablar con un amigo, como exponer ideas, como escuchar música, como contemplar un paisaje, como salir a dar un paseo por la playa”: estas palabras del escritor chileno Roberto Bolaño, sintonizan perfectamente con esta presentación de Hilda Hilst (1930-2004). Traducida al francés y al inglés desde la década del ‘70, al italiano y al alemán desde la década del ‘90 del siglo XX, la obra de la escritora brasileña Hilda Hilst ha seguido abriendo caminos en Chile. Prueba de eso es el interés de algunas editoras en publicar su obra traducida al español, además de las traducciones iniciadas el 2002 en CAMAC, Francia, por el poeta Leo Lobos (Santiago 1966) y del texto firmado por el poeta Francisco Véjar (Valparaíso, 1967) –“Hilda Hilst (1930-2004): La poeta del erotismo”– publicado en “Revista de Libros” del diario El Mercurio del 6 de agosto de 2004: “La existencia de Hilda Hilst osciló entre el delirio, la soledad y el amor. Fue desenfadada y precoz para su época. [...] No es casual que se manifestara en público a favor de la libertad femenina, en el ámbito profesional, artístico, amoroso y erótico.”

Hilda Hilst es uno de los protagonistas fundamentales del paisaje literario brasileño y de lengua portuguesa del siglo XX. Con más de cuarenta libros escritos en verso, prosa poética, dramaturgia y crónica, publicados entre 1950 y 2000, Hilda Hilst es una poeta consciente de sus acciones y palabras, lúcida, culta, con fervoroso amor por la originalidad, toda su obra registra un intenso trabajo del lenguaje y de musicalidad, un imaginario poético donde cuestionamientos metafísicos se mezclan con sucesos de su cotidiano.

En 1983, cuando colaboraba regularmente con el diario Le Monde, el historiador de arte Jorge Coli escribió un texto sobre la actualidad de la literatura brasileña y sobre los escritores de mayor expresión del momento. Refiriéndose a la lectura del libro Da morte. Odes mínimas, concluye: “Se trata de la más alta poesía. Busqué otros libros del mismo autor: todos revelaban esa calidad intensa de los grandes escritores”.

Hilda Hilst.
(Foto cortesía del Centro de Documentación
Cultural Alexandre Eulalio de la Universidad
de Campinas UNICAMP).


Valiente, libre, apasionada por la vida, los seres humanos y los animales, Hilda Hilst tocó sin pudor temas tabúes como la muerte, el sexo y Dios, con una franqueza pocas veces vista. A partir de 1966, Hilda Hilst decide vivir en la Casa do Sol, a 11 kilómetros de Campinas –Estado de São Paulo–, donde en la actualidad funciona la Institución Hilda Hilst. Innumerables artistas en las décadas del ‘70 y ‘80, entre ellos José Luís Mora Fuentes, Olga Bilenky y Caio Fernando Abreu, vivieron y crearon en ese espacio donde tuve el privilegio de ser recibida varias veces por su sonrisa alegre y al mismo tiempo desenfadada e irónica, por ojos que aún guardaban trazos de la belleza deslumbrante de la juventud.

En ninguna de sus antologías Hilda Hilst incluye sus versos de principiante –Presságio (1950), Balada de Alzira (1955) y Balada do festival (1956)–. “No hablemos. / Y que las voluntades primeras / permanezcan / gigantes y sin forma / sin ningún camino / para el mundo de los hombres.” La escritora considera su mejor producción las obras publicadas a partir de Roteiro do silêncio (1959). “Nave / Ave / Molino / Y más todo seré / Para que sea leve / Mi paso / En vuestro camino.” (1960). Después de más de veinte años escribiendo poesía, produce ocho piezas de teatro entre 1967 y 1969. “[...] Hilda Hilst, en este año de 1967, interrumpe su producción poética, retomándola solo en 1974. Fueron siete años de silencio en poesía que corresponderán a una gran explosión creativa en forma de teatro y de novela, absolutamente originales”, afirma la catedrática de la Universidad de São Paulo la Dra. Nelly Novaes Coelho. Hilda Hilst se dedica a lo largo de algunos años enteramente a la dramaturgia: crea piezas de teatro con el deseo de comunicarse con urgencia, en un período en que se vivía en el Brasil la represión implantada por la dictadura militar. Publica en 1970 su primera obra en prosa: Fluxo-floema. Según la investigadora alemana Mechthild Blumberg (Universidad de Bremen), la prosa de Hilda Hilst se caracteriza por la “inquietud metafísica y la invención literaria”. Luego de una larga experiencia como poeta y una fase de intensa creación de textos dramáticos, sus primeros textos en prosa son compuestos con un lenguaje trabajado intensamente, con atención semejante al de la creación de poemas; novelista y poeta se juntan en una misma experiencia creativa.


Cartel diseñado por Dado Motta
para el espectáculo poético

Hilda Hilst. O Espírito da Coisa
,

concebido y realizado por Rosaly

Papadopol bajo la dirección de
Rui
Cortez, y
presentado en el Teatro
do Centro
da Terra de Sumaré (São
Paulo)
en mayo y junio de 2009.

Hilda Hilst retorna a la creación de poesía cuando escribe Júbilo, memória, noviciado da paixão (1974): “Ámame. Es tiempo aún. Interrógame. / Y yo te diré que nuestro tiempo es ahora. / Espléndida avidez, basta ventura / Porque es más vasto el sueño que elabora // Hace tanto tiempo su propia tesitura.” En este momento, la escritora escribe textos que conquistarán el valor de verdaderas obras-primas: no abandonará la escritura de poesía y de prosa hasta el final de la década de 1990. Publica en prosa: Ficções (1977), Tu não te moves de ti (1980) y A obscena senhora D (1982); y en versos: Cantares de perda e predileção (1983) y Poemas malditos, gozosos e devotos (1984), Sobre a tua grande face (1986), Amavisse (1989), Alcoólicas (1990), Do desejo (1992) y Cantares do sem nome e de partidas (1995): “Que las barcazas del Tiempo me devuelvan / La primitiva urna de palabras.” Algunas características de los últimos libros de Hilda Hilst son responsables por la riqueza en la combinación de sonidos y palabras: estrofas irregulares; uso de vocablos raros, de palabras y expresiones extranjeras; paralelismos complejos; densidad en el tratamiento de los temas relacionada a un ritmo creado por rimas imperfectas, rimas internas, versos libres, blancos y largos, además de pausas en medio de los versos. Desde los primeros hasta los últimos libros de poesía, Hilda Hilst va abandonando formas simples y abriendo un espacio cada vez mayor para estructuras complejas. Observando toda su trayectoria, se nota que en prácticamente todos sus poemas encontramos algunos puntos en común: la letra mayúscula en el inicio de todos los versos, la ausencia de títulos y la numeración de los poemas.

En la contraportada de su libro Amavisse (1989), Hilda Hilst anuncia un “adiós a la literatura seria” y desarrolla una escritura erótica: O caderno rosa de Lori Lamby (1990), Contos grotescos/Textos d’escárnio (1990) y Cartas de um sedutor (1991) en prosa, y los poemas satíricos de Bufólicas (1992). La escritora apenas llevó al extremo un tipo de lenguaje que ya frecuentaba su obra, dejando claro su proyecto de conseguir un número mayor de lectores. Sólo más tarde, con la reedición de sus Obras Reunidas por la Editorial Globo, la escritora se sintió satisfecha con la cantidad de lectores. En 1990, el éxito fue conseguido por la vía del escándalo; la escritora chocó con gran parte del público por lo escrito en estos libros, especialmente en O caderno rosa. La transgresión es considerada por Georges Bataille, en su obra L’érotisme, como una experiencia extremamente necesaria para el ser humano. Para Bataille, y para Hilda Hilst también, la transgresión no es la negación de lo interdicto: ella lo ultrapasa y lo completa.


Carátula del CD Ode descontínua e remota para flauta
e oboé - de Ariana para Dionísio
, con diez poemas
de Hilda Hilst musicados por Zeca Baleiro e interpretados
por las cantantes brasileñas Rita Ribeiro, Verônica Sabino,
Maria Bethânia, Jussara Silveira, Ângela Ro Ro, Ná Ozzetti,
Zélia Duncan, Olívia Byington, Mônica Salmaso e Ângela Maria.
Empezado a grabar en 2003, se editó en 2006.
El diseño
de esta carátula es obra de la artista paulista Olga Bilenky.


Los manuscritos de Hilda Hilst, adquiridos por la Universidad Estadual de Campinas en 1995 y 2003, están archivados en el Centro de Documentación Cultural “Alexandre Eulalio” (CEDAE) del Instituto de Estudios del Lenguaje (IEL-UNICAMP), donde he tenido la oportunidad de analizarlos desde el punto de vista de la crítica genética, campo de la teoría literaria que se dedica a la interpretación de los procesos creativos de escritores a partir del estudio de sus manuscritos. La crítica genética es desarrollada en Francia desde la década del ‘60 y fue introducida en Brasil el año 1985 por el Prof. Dr. Philippe Willemart (Universidad de São Paulo - USP).

Leer a Hilda Hilst es como sumergirse en un universo literario complejo y laberíntico. Es una experiencia semejante a la lectura de un palíndromo: su obra, para ser comprendida, exige un ir y venir –leer del inicio al fin en un primer momento, pero principalmente releer, desde el final hasta el comienzo, buscando comprender ciertas imágenes y temas, en un trabajo de atar cabos de un texto y al mismo tiempo de varios otros– de la propia Hilda y de la tradición literaria universal. Leer a Hilda Hilst significa entrar en contacto con la dinámica de la vida, con la complejidad humana y del propio texto, en una combinación refinada de sonidos, palabras e imágenes: “No me busques ahí / Donde los vivos visitan / A los llamados muertos. / Búscame / Dentro de las grandes aguas / En las plazas / En el fuego corazón / Entre caballos, perros, / En los arrozales, en el arroyo / O junto a los pájaros / O en el reflejo / De otro alguien, / Subiendo un duro camino // Piedra, semilla, sal / Pasos de la vida. Búscame ahí./ Viva.”


Traducción al castellano por Leo Lobos


Artículo publicado originalmente en la Revista Rocinante, Santiago de Chile, Año VIII, Núm. 83 (Septiembre de 2005).


* Cristiane Grando (Cerquilho, São Paulo, Brasil 1974). Poetisa brasileña. Autora de Fluxus,Caminantes, Titã e Gardens (poesía en portugués, francés, español, catalán e inglés). Laureada UNESCO-Aschberg de Literatura 2002. Doctora en Literatura (USP, São Paulo) con posdoctorado en Traducción (UNICAMP, Campinas), Brasil, sobre las obras y manuscritos de Hilda Hilst. Profesora de Lengua Portuguesa y Cultura Brasileña invitada por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, desde 2007. Directora-fundadora del espacio cultural Jardim das Artes (Cerquilho-SP, Brasil, 2004) y del Centro Cultural Brasil–República Dominicana (Santo Domingo, 2009).

E-mail contacto: crisgrando@yahoo.com.br

Clicad sobre las imágenes para ampliarlas




Cinco poemas de Hilda Hilst


Traducidos al castellano por Leo Lobos*



De Balada de Alzira (1951)


XVI

O que nós vemos das coisas são as coisas.
(Fernando Pessoa)

Las cosas no existen.

Lo que existe es la idea
melancólica y suave


que hacemos de las cosas.


La mesa de escribir es hecha de amor

y de sumisión.
En tanto

nadie la ve

como yo la veo.

Para los hombres

es hecha de madera

y está cubierta de tinta.

Para mí también
mas la madera
protege su interior
pues su interior es humano.


Los libros son criaturas.

Cada página un año de vida,

cada lectura un poco de alegría

y esta alegría

es igual al consuelo de los hombres
cuando inquietos permanecemos
en respuesta a sus inquietudes.


Las cosas no existen.
La idea, sí.


La idea es infinita

igual que el sueño de los niños.

As coisas não existem. / O que existe é a idéia / melancólica e suave // que fazemos das coisas. // A mesa de escrever é feita de amor / e de submissão. / No entanto / ninguém a vê /
como eu a vejo. / Para os homens / é feita de madeira / e coberta de tinta. / Para mim também / mas a madeira / somente lhe protege o interior / e o interior é humano. // Os livros são criaturas. / Cada página um ano de vida, / cada leitura um pouco de alegria / e esta alegria / é igual ao consolo dos homens / quando permanecemos inquietos / em resposta às suas inquietudes. // As coisas não existem. / A idéia, sim. // A idéia é infinita / igual ao sonho das crianças.


De Balada do Festival (1955)

IV [fragmento]


A Vinicius de Moraes

En la hora de mi muerte

estarán a mi lado más hombres

infinitamente más hombres que mujeres.
(Porque fui más amante que amiga)

Sin duda dirán las cosas que no fui.

Como entonces con gran generosidad:

No era mal poeta la pequeña Hilda.


Tendré rosas en el cuerpo, en las manos, en los pies.


Son todos tan delicados
tan delicados…


Na hora da minha morte / estarão ao meu lado mais homens / infinitamente mais homens que mulheres. / (Porque fui mais amante que amiga) / Sem dúvida dirão as coisas que não fui. / Ou então com grande generosidade: / Não era mau poeta a pequena Hilda. // Terei rosas no corpo, nas mãos, nos pés. / Sei disso porque fiz um pedido piegas / à minha mãe: “Quero ter rosas comigo / na hora da minha morte”. // E haverá rosas, / São todos tão delicados / tão delicados...


De Da morte. Odes mínimas (1980)

XIX


Si yo supiese

Tu nombre verdadero


Te tomaría

Húmeda, tenue


Y entonces descansarías.


Si susurraras

Tu nombre secreto

En mis caminos

Entre la vida y el sueño


Te prometo, muerte,

La vida de un poeta. La mía:

Palabras vivas, fuego, fuente.


Si me tocaras,
Amantísima, blanda

Como fui tocada por los hombres

En vez de Muerte

Te llamo Poesía

Fuego, Fuente, Palabra viva
Suerte.

Se eu soubesse / Teu nome verdadeiro // Te tomaria / Úmida, tênue // E então descansarias. // Se sussurrares / Teu nome secreto / Nos meus caminhos / Entre a vida e o sono, // Te prometo, morte, / A vida de um poeta. A minha: / Palavras vivas, fogo, fonte. // Se me tocares / Amantíssima, branda / Como fui tocada pelos homens // Ao invés de Morte / Te chamo Poesia / Fogo, Fonte, Palavra viva / Sorte.



De Sobre a tua grande face (1986)


VI


Hoy te canto y después en el polvo que he de ser

te cantaré de nuevo. Y tantas vidas tendré
cuantas me darás para otra vez amanecer
intentándote buscar. Porque vives de mí, Sin Nombre,

sutilísimo amado, relincho del infinito, y vivo
porque sé de ti tu hambre, tu noche de herrumbre
tu pasto es mi verso rociado de tintas
y de un verde negro tu casco en los arenales
donde me pisas hondo. Hoy te canto
y después enmudezco si te alcanzo. Y juntos

iremos a teñir el espacio. De luces. De sangre.
De sangre.


Hoje te canto e depois no pó que hei de ser / Te cantarei de novo. E tantas vidas terei / Quantas me darás para o meu outra vez amanhecer / Tentando te buscar. Porque vives de mim, Sem Nome, / Sutilíssimo amado, relincho do infinito, e vivo / Porque sei de ti a tua fome, tua noite de ferrugem / Teu pasto que é o meu verso orvalhado de tintas / E de um verde negro teu casco e os areais / Onde me pisas fundo. Hoje te canto / E depois emudeço se te alcanço. E juntos / Vamos tingir o espaço. De luzes. De sangue. / De escarlate.



De Amavisse (1989)


VI


Que las barcazas del Tiempo me devuelvan

la primitiva urna de palabras.
que me devuelvan a ti y a tu rostro
como lo conocí desde siempre: punzante
pero centellante de vida, renovado
como si el sol y el rostro caminasen
porque venía de uno la luz del otro.

Que me devuelvan la noche, el espacio
para sentirme tan vasta y poseída
como si aguas y maderas de todas las barcazas

se hiciesen materia rediviva, adolescencia y mito.

Que te devuelva la fuente de mi primer grito.


Que as barcaças do Tempo me devolvam / A primitiva urna de palavras. / Que me devolvam a ti e o teu rosto / Como desde sempre o conheci: pungente / Mas cintilando de vida, renovado / Como se o sol e o rosto caminhassem / Porque vinha de um a luz do outro. // Que me devolvam a noite, o espaço / De me sentir tão vasta e pertencida / Como se águas e madeiras de todas as barcaças / Se fizessem matéria rediviva, adolescência e mito. // Que eu te devolva a fonte do meu primeiro grito.



* Leo Lobos (Santiago de Chile, 1966) es poeta, ensayista, traductor y artista visual. Laureado UNESCO-Aschberg de Literatura 2002. Realiza una residencia creativa en CAMAC, Centre d'Art Marnay Art Center en Marnay-sur-Seine, Francia, los años 2002-2003 con apoyo Fondo Internacional para la Cultura y la Fundación francesa Frank Ténot. Ha realizado exposiciones de sus dibujos, pinturas y una residencia creativa los años 2003 hasta comienzos del 2006 en el centro de cultura Jardim das Artes en Cerquilho, SP, Brasil. Como traductor, desde el portugués ha realizado versiones en castellano de autores como Roberto Piva, Hilda Hilst, Claudio Willer, Tanussi Cardoso, Helena Ortiz y José Castelo, entre otros. Sus dibujos, poemas visuales y pinturas forman parte de colecciones privadas y públicas en Chile, México, Estados Unidos, Brasil, España y Francia. El 2003 recibe la beca artística del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes del Ministerio de Educación de Chile y el 2008 la beca de creación para escritores profesionales del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Forma parte del equipo productor del Encuentro Internacional de poetas CHILEPOESÍA, uno de los principales festivales de poesía de Hispanoamérica. Trabaja en la actualidad como gestor y productor cultural en la Corporación Cultural de Peñalolén en Santiago de Chile.

91 comentarios:

  1. What a nice and comprehensive post. Saludos amigo!

    ResponderEliminar
  2. Pasarse por aquí es descubrir paisajes fantásticos para las miradas demasiado acostumbradas a lo evidente.

    ResponderEliminar
  3. Muy buenos poemas, todos. El IV de Balada do Festival es una pena que sea un fragmento. Esa parte la he encontrado muy, muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Amando: Tus bellas palabras suponen un gran aliento para mí y sin duda para las personas que han hecho posible dar a conocer a Hilda Hilst (a quienes aún no la conocían) a través de este blog. Te las agradezco sinceramente.

    ResponderEliminar
  5. José Antonio: Coincido plenamente contigo sobre la calidad de los poemas, y en este sentido he de agradecer a Leo Lobos que me haya permitido publicarlos aquí junto a la presentación de la poeta por Cristiane Grando. ¡Un honor para este blog!
    Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  6. Muito bom Albert Lázaro pela leitura em vertical dos textos de Hilda Hilst, compartilho com vc um link para acessar o blog Bloco de notas do poeta brasileiro Marcelo Novaes, ali ele dialoga com outros escritores, numa dessas entrevistas, há informações interessantesm sobre Hilda Hilst:

    Marcelo Novaes http://notaderodape-marcelo-novaes.blogspot.com/2009/05/dialogo-com-ana-lucia-vasconcelos-sobre.htmlBloco de Notas: Marcelo conversa com Ana Lúcia Vasconcelos sobre Hilda Hilst
    notaderodape-marcelo-novaes.blogspot.com
    Muito bom esse diáçogo.Uma pena o link do artigo original, que deu margem a toda essa conversa, estar quebrado. Não dá pra saber muito mais sobre o que ana pensa.Sobre o medo da loucura o que me interessou foi o papel da pergunta. Sim porque o senso comeum brivca com freudexplica. e ele nunca expli...

    ResponderEliminar
  7. Querido Albert Lázaro-Tinaut,

    Muchísimas gracias por tan bella publicación! Es un honor para mí!

    Un abrazo afectuoso, desde la isla Hispaniola, República Dominicana

    Cristiane Grando

    ResponderEliminar
  8. Marcelino: Agradezco tu comentario y tu contribución a un mejor conocimiento de la personalidad y la obra de Hilda Hilst a través del link que mencionas, al que los lectores podrán acceder si lo desean.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  9. Me encantó el post, muy bueno. Los poemas preciosos, me llegaron.

    Gracias por compartir.

    Un besito,

    Andri

    ResponderEliminar
  10. Cristiane: Para mí también ha sido un honor y un placer poder publicar tu texto gracias a las gestiones que hizo Leo. Creo que hemos aportado algo importante para un público que desconoce las culturas periféricas, sobre todo en Europa.

    Espero que te hayan satisfecho también la presentación y las ilustraciones que incluí para dar un toque de color al texto.

    Un abrazo cordial igualmente para ti, y ojalá que en el futuro se nos presenten otras oportunidades de colaboración.

    Albert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  11. Andri: Para ti también mi agradecimiento por haber valorado este trabajo de Cristiane y Leo. Poner al alcance de todo el mundo a través de Internet y de Google buenas muestras de las culturas alejadas de los centros (Europa occidental y Estados Unidos) me parece una tarea interesante en la que deseo persistir.
    Comparto tu beso caribeño.

    ResponderEliminar
  12. Un recorrido de impresionante lucidez, les agradezco por el espacio que nos dan a los lectores, por las traducciones que nos acercan aún más a la fuerza de Hilda Hilst. Agradecer también el compromiso de las nuevas generaciones de poetas y escritores con la historia que navega por las corrientes de la literatura.

    ResponderEliminar
  13. Sempre um profundo encontro ler Hilda Hilst! Obrigada! Cumprimentos! Abraços

    ResponderEliminar
  14. Gracias por tan buena Lectura de una genialidad inconfundible de Hilda Hilst. Cristiane Grando gracias por tu visión. A leo por su traducción. Genial!

    ResponderEliminar
  15. Felicidades a Leo Lobos por aportar sus versiones de la obra de Hilda Hilst (uno se resiste a dejar a su Pessoa y a su Caeiro por sobre la existencia de las cosas: las palabras que decimos sobre las cosas). Y gracias a Impedimenta por compartir.

    ResponderEliminar
  16. Es siempre un enorme placer, una brizna de felicidad, releer a Hilda Hilst, presentada con rigor y pasión por la querida Cristiane y en las traducciones del poeta y amigo Leo Lobos. Gracias a Albert por este blog que actualiza la vigencia de una voz imprescindible de la lengua portuguesa. Abrazo para todos desde la Patagonia argentina.
    Raúl Artola

    ResponderEliminar
  17. GRan aporte del amigo Leo Lobos traer al idioma de Neruda la obra de esta tremenda escritora

    ResponderEliminar
  18. Gracias José María, maravillosa poeta, maravilloso ser humano: una virtud que no puede ir sin la otra. Me emocionó mucho leerla...

    Concepción Bertone

    Rosario, Argentina

    ResponderEliminar
  19. Qué bella poesía la Hilda, es feminista, es mujer, se resiste, pero cede y concede a cambio de los mismo, es dulcemente intensa y apasionada, un fuerte y cariñoso abrazo para Hilda de estos lares australes, Valdivia.

    Http://negrachucara.blogspot.com

    hice un link en mi blog


    saludos

    ana rosa bustamante morales

    ResponderEliminar
  20. Christian: Es un placer leer tus palabras, pero el agradecimiento es recíproco, porque sin lectores como vosotros nuestro esfuerzo y nuestro entusiasmo serían inútiles. Los comentarios de los lectores son el mejor combustible (limpio) para hacernos avanzar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Muchas gracias, Lilian. Obrigado por tus amables palabras y bienvenida a este blog.
    Abrazos también para ti.

    ResponderEliminar
  22. Milagro: Me alegra mucho saber que este encuentro con Hilda Hilst te haya satisfecho tanto. La satisfacción de los lectores es el mejor regalo para quienes nos proponemos difundir la cultura a través de los blogs.
    Un saludo cordial a través del océano.

    ResponderEliminar
  23. Gerardo: Gracias también a ti, en nombre de Leo y en el mío propio, por haber apreciado este trabajo de difusión. Espero que sigas este blog y encuentres en él, en el futuro, otras aportaciones que te interesen.
    Saludos desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  24. Raúl: El placer es mío, y mía es también la satisfacción de haber contado con la generosidad de Cristiane y Leo para poder publicar estos textos. Te agradezco mucho las palabras que nos has dejado desde la lejana y ahora fría Patagonia.
    Mi abrazo sincero y caluroso desde el verano mediterráneo.

    ResponderEliminar
  25. Editor: Sin duda, Leo está haciendo un trabajo excelente y muy meritorio de aproximación de los poetas brasileños a los lectores hispanos. Yo también le estoy muy agradecido, lo mismo que a Cristiane por haber permitido la publicación de su artículo introductorio.

    ResponderEliminar
  26. Concepción: Muchas gracias a ti (aunque no sé a qué José María te diriges...). Me satisface que esta aportación poética te haya emocionado.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  27. Ana Rosa: Gracias por tu homenaje emocionado y vivo a la memoria de Hilda Hilst, cuya voz hemos tenido el honor y el placer de recuperar. Y gracias también por haber linkado IMPEDIMENTA a tu blog.
    Un cálido saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  28. Maravillosa y Grandiosa mujer

    mas actuales hoy que ayer sus escritos
    ella logra expresar el pensamiento desde el mas simple futuro al mas cercano presente.
    Me ha impactado, seguro que me ha impactado.

    Gran trabajo LEO!
    Me quedo releyendo.

    Maria Cristina


    "Hoy te canto y después en el polvo que he de ser
    te cantaré de nuevo. Y tantas vidas tendré
    cuantas me darás para otra vez amanecer
    intentándote buscar. Porque vives de mí, Sin Nombre,
    sutilísimo amado, relincho del infinito, y vivo
    porque sé de ti tu hambre, tu noche de herrumbre
    tu pasto es mi verso rociado de tintas
    y de un verde negro tu casco en los arenales
    donde me pisas hondo. Hoy te canto
    y después enmudezco si te alcanzo. Y juntos
    iremos a teñir el espacio. De luces. De sangre.
    De sangre. "

    ResponderEliminar
  29. Maravilhosa e perfeita publicação sobre a imortal Hilda Hilst. Confesso que, em alguns momentos do texto, fiquei emocionada. Penso que todo poeta que se preze já leu, está lendo, ou ainda lerá Hilda.
    Parabéns Albert pela clareza com que nos leva a passar por esta que foi e será, ao meu entender, uma das maiores poetisas de todos os tempos.

    Lúcia Gönczy

    ResponderEliminar
  30. Lindo artigo da Cristiane Grando e tradução do Leo Lobos primorosa sobre a maravilhosa Hilda Hilst de quem fui amiga. Aliás, conheci Cristiane e Leo aqui no Brasil justamente num evento em homenagem à escritora quando falei exatos seis minutos sobre ela e sua vasta obra. Difícil a empreitada, mas consegui e desde então ficamos amigos e trocamos muito material sobre ela. Passamos grandes momentos aqui em casa, na Casa do Sol, na casa da Cristiane , em eventos em homenagem a HH ou apenas tomando um lanche aqui ou alhures. Bons tempos. Aproveitando vou deixar aqui para os amantes de sua obra links de um ensaio meu publicado no Cronópios http://www.cronopios.com.br/site/ensaios.asp?id=1569 e uma entrevista que concedi a uma jovem admiradora e poeta que está no Germina Literatura
    http://www.germinaliteratura.com.br/2009/pcruzadas_analuciavasconcelos_out2009.hm
    Grande abraço ao Albert Lázaro e seu belo Blog

    ResponderEliminar
  31. Encontradora: Efectivamente, un gran trabajo que estoy orgulloso de haber publicado.
    Muchas gracias por el amable comentario.

    ResponderEliminar
  32. Lúcia: Le estoy muy agradecido por sus palabras. Ha sido un honor poder contribuir, gracias a la colaboración de Cristiane y Leo, a la difusión de la personalidad y la poesía de Hilda Hilst que, en efecto, fue una gran poeta cuyo legado literario es magnífico.

    ResponderEliminar
  33. Ana Lúcia: Su testimonio es emotivo y le agradezco que haya querido dejarlo aquí para que lo lean los seguidores de este blog. Soy consciente de la importancia de este homenaje que desde IMPEDIMENTA rendimos a Hilda Hilst y me siento muy satisfecho de haber contribuido a hacerlo posible.
    Miraré los enlaces que me indica.
    Un abrazo cordial desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  34. Moltes gràcies, Cesc, per les teves paraules de suport.
    Una abraçada molt forta!

    ResponderEliminar
  35. Felicitaciones por tu trabajo Albert Lázaro, unos poemas hermosos y profundos , gracias por darnos a leer traducidos por ti , estos bellos poemas de Hilda Hilst, gran poeta.

    Un cordial saludo de MA para ti , te invito a visitar mi blog , el blog de MA, tu blog amigo.

    Gracias amigo.

    ResponderEliminar
  36. Albert: Los lectores somos por defecto, espacios como este, constituyen un puente entre autores más allá del océano que los baña, es lo que nos protege de otras lecturas, gracias por el tiempo que te das para revisar la transformación del universo. Para Brasil, España y Chile un nuevo abrazo de poesía y paz.

    ResponderEliminar
  37. Albert: desde ontem fiquei muito feliz com esta publicação: falar da Hilda, ler seus poemas, informações sobre sua obra deslumbrante é sempre um prazer renovado.Mas justamente estava pensando na importancia desta ponte que voces estão, e todos que participam destes comentários, fazendo: Cristiane, Leo e voce, todos: viva Brasil, Chile e Espanha para completar o que disse o Christian ai em cima...lindo isso de nos comunicarmos na poesia e através desta grande poeta brasileira que é também universal Hilda Hilst!!!Grande abraço

    ResponderEliminar
  38. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  39. MA: No te has fijado en que esta vez no se trata de un trabajo mío, sino que el texto intoductorio es de la profesora brasileña Cristiane Grando, y las traducciones del poeta chileno Leo Lobos.
    En cualquier caso, muchas gracias por tu comentario y un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Christian: Para mí es un placer contribuir a aproximar culturas, y con esa finalidad creé IMPEDIMENTA, donde pretendo presentar, precisamente, las manifestaciones de la culturas periféricas, que suelen tener menos audiencia y difusión que otras en nuestro ámbito. Espero que continúes sintiéndote a gusto cuando leas otras cosas.
    Un abrazo cordial.

    ResponderEliminar
  41. Ana Lúcia: Como digo en mi respuesta a Christian González, IMPEDIMENTA pretende ser un puente que permita la aproximación de culturas periféricas, poco conocidas en la Europa occidental. En este sentido, la divulgación de la obra y la personalidad de Hilda Hilst me parece una excelente aportación que, lo repito una vez más, debo a la generosidad de Cristiane y Leo.
    Me satisface mucho que usted se haya sentido feliz por ello.
    Un fuerte abrazo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  42. Querido Leo:

    Sólo hace unas horas que he descubierto, a través de Facebook, el papel de José María Mamet como divulgador del trabajo que hemos publicado en IMPEDIMENTA. Me parece muy meritorio que haya querido colaborar en esa tarea y se lo agradezco.

    Celebro de verdad el éxito que está teniendo esta presentación de Hilda Hilst no sólo a quienes conocen su obra, sino también, y sobre todo, a quienes aún no la conocían. En este sentido se cumple mi objetivo como editor de IMPEDIMENTA y se confirma que este blog puede ser un buen vehículo para la divulgación de las culturas.

    Sin embargo, como he venido diciendo, sin tu generosa colaboración y la de Cristiane ello no hubiera sido posible. Se ha dado una feliz coincidencia de circunstancias e intereses cuyo fruto estamos recogiendo, pero que quedará, además, perpetuado en internet y podrá llegar a otros miles de personas de todo el mundo a través de Google y otros buscadores.

    Objetivo cumplido, pues, por lo que reitero muy sinceramente mi agradecimiento tanto a vosotros como a José María Mamet y a los lectores que están dejando aquí sus comentarios, varios de los cuales son también auténticas contribuciones al conocimiento de la autora que divulgamos.

    Un abrazo fraternal también para ti, querido amigo.

    ResponderEliminar
  43. Perfecto este artículo! La poesía de Hilda Hilts, es fuerte notoria ... Soy un fan desde hace mucho tiempo, que eres fuerte e incisivo con delicadeza ...
    "El hermano de mi tiempo: cuando yo me muera / Una cosa infinita también muere. Es difícil decirlo: / el amor muere de un poeta. / / Y esto es así, que no compran el oro, / Y tan raro, el pedazo más pequeño es tan grande / No está en mi esquina ".

    Estoy muy halagado por su artículo como glorificador a Hilda.
    Más información sobre: http://hildahilst.com.br/

    L '(Max)
    http://lmax.com.br

    ResponderEliminar
  44. " Soy la mujer que anda conmigo "

    Hilda Hilst, una de las voces clave del ámbito literario del siglo XX no sólo en lengua portuguesa, fascinante mujer y poeta, de una lucidez rotunda y embriagadora,de una conciencia abismante. Poesía a través del asombro,fuerte y visionaria,que traduce y revela los sonidos de su alma y de su mente, las imágenes de lo que observa y vive, a través de su letras,buscando y encontrando el mundo del lenguaje, abriéndolo a otra realidad,como signo y expresión vital. Hilda Hilst es esencial en la poesía, absolutamente digna de su tiempo, digna de su grandeza.
    Importante mencionar al traductor Leo Lobos, acertando en la búsqueda de maestría en la poesía, én aquello que sólo algunos pueden ver e intuir,logrando resultados magistrales, que se agradecen pues son el único puente para llegar a esta poesía única y grandiosa,

    Alejandra González

    ResponderEliminar
  45. Muchas gracias, L'(max), por tu contribución a través del comentario que has dejado. Repito que es un placer ver cómo algunos lectores no dejan solamente la huella de su paso, sino que aportan algo más, como tú.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  46. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  47. Admirable tu precisión, Alejandra. En tus palabras se siente la admiración por Hilda Hilst, y que sus poemas te conmueven. Tienes razón, su voz es poderosa, pero lamentablemente ha escrito su obra en una lengua poco conocida universalmente. El propósito de IMPEDIMENTA es, precisamente, el de dejar oír esas voces, mostrar la obra de los artistas que difícilmente cruzan las fronteras de sus países, descubrir la rica cultura de las periferias y aproximarla, al menos, a los lectores de habla hispana. Me satisface que lo estemos consiguiendo tan bien en el caso de esta gran poeta brasileña.

    ResponderEliminar
  48. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  49. Antonio, ha sido un placer leer tus palabras y saber de tu admiración por Hilda Hilst desde la periferia de la periferia española. Sería magnífico que algún editor en lengua castellana recogiera la idea de publicar una buena antologia de esta gran poeta brasileña, pero mucho me temo que los tiempos no estén para aventuras, y publicar poesía lo es ahora mismo para cualquier editor.

    IMPEDIMENTA, sin duda, con su proyecto de aproximar culturas poco conocidas, hará lo que esté en sus posibilidades, y sin un centavo, para que se repitan éxitos como este.
    Un abrazo sincero y mi agradecimiento para ti, Antonio, por haber reconocido esta labor de equipo.

    ------------

    QUIERO APROVECHAR la ocasión para comunicar a comentaristas y lectores que en los dos primeros días de la presencia de Hilde Hilst en IMPEDIMENTA, este blog ha recibido un total de 426 visitas (y en menos de una hora de este nuevo día, otras 8), un récord absoluto en su joven andadura, iniciada el 6 de junio de 2010.
    Agradezco a todos este honor y esta satisfacción que comparto, evidentemente, con Cristiane y Leo, a quienes corresponde el mérito.

    ResponderEliminar
  50. Busco la luna, porque está llena...Busco su luz y su marea, vaivén en mi cuerpo de palabras, soledades, sexo infinitamente siempre hermoso... LLego aquí porque llamas a mi puerta, y porque me abres la tuya, y me voy encantada con tu espléndido trabajo, y la poesía de Hilda Hilst...
    Por tu extensa andadura por el mundo y tus grandes "amores", ¿puede ser que conozcas al amigo Soren Peñalver?

    Cada movimiento de los que hacemos tiene un sentido. LLegué aquí, y me enriquecí. Gracias.

    ResponderEliminar
  51. Rapaz ela era perfeita! Muito boa mesmo, os (as) poetas não morrem nunca, suas obras os perpetuam.
    POEMAS AOS HOMENS DO NOSSO TEMPO.
    Seleção de poemas do capítulo chamado “Poemas aos Homens do Nosso Tempo”, contido no livro “Júbilo, Memória, Noviciado da Paixão”.
    Abraços.
    Arturo

    ResponderEliminar
  52. Queridos Leo y Christiane,

    Gran trabajo este de investigación y traducción que requiere la sensibilidad de artistas como ustedes. Indispensable leer a Hilda Hirst; gracias por acercárnosla... Un beso grande desde México... Felicidades!!!

    Angélica Santa Olaya

    ResponderEliminar
  53. Albert, que inculta! No conocía a Hilda Hilst! Cuanto tiempo perdido!Lo pienso recuperar sin demora. Una vida muy interesante la suya y los poemas, Albert,los poemas, que belleza. Estoy emocionada por el descubrimiento, gracias.
    Un cordial saludo,

    ResponderEliminar
  54. Lunska/Begoña: Te agradezco esas palabras tan significativas y me alegra saber que te ha gustado este pequeño homenaje a Hilda Hilst. Las puertas de esta casa estarán siempre abierta para ti. Y en cuanto a Soren Peñalver, lamento decirte que no lo conozco.
    Un saludo codial.

    ResponderEliminar
  55. Arturo: Gracias también a ti por tu comentario.

    ResponderEliminar
  56. Angélica: Estoy seguro de que Cristiane y Leo leerán tu comentario. Yo también les estoy muy agradecido por su excelente trabajo.
    Un saludo desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  57. Anne, tú sabes que nunca es tarde para descubrir algo, y si se trata de belleza, eso nos proporciona momentos de satisfacción. Me alegra saber que para ti ha sido uno de esos momentos positivos de la vida y que te has emocionado con los poemas de Hilda Hilst: no es para menos.
    Gracias a ti por haber dejado este comentario y un saludo afectuoso. Continue à jouir bien de tes vacances normandes !

    ResponderEliminar
  58. Caro Leo Lobos,
    Bela e justa homenagem à obra de Hilda Hilst. Sua arte merece ultrapassar fronteiras! Parabéns pela divulgação!
    Um abraço
    Delayne Brasil

    ResponderEliminar
  59. Si ha de morír un justo que sea por amor a la poesía, en una cruz de palabras, do intensión e intención tengan finalmente, su ajuste de cuentas.

    Disculpa por favor mi dilación en pasar, he disfrutando coincidiendo en el surco que riegas de esperanza. Jávenes guerreros aún acuden al llamado de Hilda, quien desde otro plano, sigue enamorando soledades.

    Un fuerte abrazo, "cronista del asombro" y chasqui del arte.

    ResponderEliminar
  60. Delayne, Eli: Agradezco muy sinceramente vuestros comentarios y el interés que habéis prestado al trabajo de Cristiane y Leo. Coincido, como no puede ser menos, con vuestra admiración por Hilda Hilst.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  61. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  62. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  63. Congratulations, my friends! Excelent work!
    my best regards,
    Tania Montandon

    ResponderEliminar
  64. Thank you very much, Tania, for your comment!
    Best regards from Barcelona.

    ResponderEliminar
  65. muito obrigado cara Tania, boa tarde!

    Leo Lobos

    ResponderEliminar
  66. Gracias por compartir, venir a tu sitio es vibrar junto a los ramos de bellezas que se interconectan en forma natural, como lo son ellos.. Sin pudor adoro a estos artesanos del lenguaje del alma!

    Te invito a mi humilde espacio, donde me expreso con mis artesanias y palabras.

    Un abrazo para todos!
    Mil gracias!

    ResponderEliminar
  67. ¡No me extrañan tantos comentarios!
    Me han encantado estos poemas, y efectivamente son para leer y releer, pero para mi, no tanto para entenderlos intelectualmente como para saborear sus palabras cargadas de sentimientos profundos.
    Ha sido un placer Albert.
    Un abrazo de vuelta.

    ResponderEliminar
  68. INDIANALA: Perdona el retraso de mi respuesta: he estado unos días fuera de casa. Gracias a ti por visitar este blog y por el comentario que has dejado.
    Visitaré sin duda tu sitio.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  69. MERCEDES: Te agradezco mucho la asiduidad con que me visitas y tus amables palabras.
    Los poemas hay que agradecérselos, primero, a su autora, y en segundo lugar a Leo Lobos, que ha hecho unas magníficas versiones de ellos, sin lo cual los versos de Hilda Hilst no vibrarían como vibran.
    Bienvenida de nuevo y un abrazo cordial también para ti.

    ResponderEliminar
  70. He visitado tu espacio otra vez, porque ahora que dispongo de tiempo quiero aprovecharlo. Lo he hecho porque me apetecía mucho volver a leer a esta gran poetisa.
    Quiero que valores el mérito que tiene tu labor, pues sin ella, no nos llegarían las obras de estos poetas que nos presentas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  71. Muchas gracias de nuevo, Mercedes. Me siento halagado por la atención que merece por tu parte lo que publico. Lo del mérito es relativo cuando uno lleva la cultura en la sangre, y tú sabes muy bien a qué me refiero porque, en otro ámbito de la expresión artística, a ti te ocurre lo mismo.
    Un abrazo cordial.

    ResponderEliminar
  72. Albert Lázaro –Tinaut:
    Gracias por tu comentario, un gusto que te guste mi blog tan –principiante- por decirlo elegantemente.
    Siempre reconforta saber que no se lanzan un millón de cosas (en versillos, en historias, en reseñas o ciertamente en “esa prosa” retorcida que por más que intento, no me deja ser ‘normal’ – si a caso una anormal, común y corriente JA! da igual-) a un lugar sin gente, inclusive si se admite que este mundo virtual es tan caótico como incontenible, resulta un reverendo placer encontrarse con personas (y sus blogs) por ciber-coincidir, para ciber-conversar…
    Saludos hasta Barcelona, atados con listones de colores que agradecen tu amabilidad. Atte alguna Cassel.

    ResponderEliminar
  73. Enhorabuena por el interes que ha generado este post sobre buena literatura. No conocia a esta autora que me apunto para leer a fondo. la verdad es que nos llega poca literatura brasileña. Apenas Clarice Lispector a la que conocí el verano pasado. http://wp.me/pwJx2-6g

    ResponderEliminar
  74. Poliphonia Cassel: Es la gran virtud de este mundo paralelo y sólo semivirtual que flota en el ciberespacio. Agradezco tu comentario y te deseo el mayor éxito en tu experiencia bloguera.
    Un saludo cordial desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  75. Concha: Muy bello tu artículo sobre Clarice Lispector, una de las mayores escritoras brasileñas contemporáneas, sin ninguna duda, algunas de cuyas obras conocí ya en la década de los setenta, después de un viaje al Brasil, atreviéndome a leerlas en sus versiones originales.
    Sí, es una pena que la literarura brasileña, igual que otras incluso no tan lejanas (la portuguesa, sin apenas traspasar fronteras), llegue tan poco a nuestras librerías. Los blogs intentamos suplir esas carencias, y ya puedo anunciar que IMPEDIMENTA se convertirá pronto en un blog-revista abierto para acoger las culturas periféricas, ésas que no se difunden en las lenguas "centrales" (inglés, castellano, francés, alemán e italiano). Espero así, como he venido haciendo en este blog, aproximar a mis lectores hispanos otras realidades culturales interesantes.
    Muchas gracias, estimada Concha, por tu comentario y por haber apreciado la calidad poética de Hilda Hilst.

    ResponderEliminar
  76. Maravillosa escritora...Siempre he pensado, que nada como una mujer para transmitir la esencia del erotismo con fineza y clase...Los poemas publicados, me acercan a una poeta atrapante y arrolladora. Así como también conocí de la Lispector por un Blog, ahora conozco de ésta increíble poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  77. Hola Albert , he vuelto de nuevo invitada por un nuevo correo , por tu maravilloso blog a leer los poemas de nuevo de Hilda y he han maravillado mucho más otra vez , gracias por invitarnos desde tu blog a leer tan hermosas poesías.

    Te invito amigo a que pases por mi blog , tengo expuestas unas imágenes de siete búnker y un refugio antiaéreo de la guerra civil española, fotografiados por mi como documento fotográfico histórico.

    Un abrazo de MA para ti amigo Albert.

    ResponderEliminar
  78. Taty: comparto tu opinión, la sensibilidad femenina supera con creces a la de los hombres, y es cierto que la poesía erótica escrita por mujeres suele ser mejor que la que escriben los hombres: cada sexo vive el erotismo de una forma muy distinta, y eso se nota.
    Muchas gracias por tu visita y por tu buen comentario.

    ResponderEliminar
  79. MA: a mí también me ocurre. He releído varias veces estos poemas de Hilda Hilst y cada vez me han sugerido cosas nuevas, me han provocado sensaciones distintas. Es, sin ninguna duda, una gran poeta.

    Me pasaré ahora mismo por tu blog para pasear un rato por él.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  80. Gracias por el rastro de Hilda...maravillosa...alimenticia...

    ResponderEliminar
  81. Gracias a ti, Paola, por tu visita y por el comentario que has dejado.
    Saludos cordiales desde Barcelona.

    ResponderEliminar
  82. Lindos e emocionantes, tocam a alma e o coração. Abraços!!!

    ResponderEliminar
  83. Tienes razón, Andréa. Me alegro que estos poemas te hayan calado tan hondo.
    Abrazos también para ti.

    ResponderEliminar
  84. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  85. Antonio, te agradezco que añadas otro comentario: esta enorme mujer (literariamente y humanamente hablando) ha dejado una obra sublime, y nunca bastará lo que digamos y opinimos: su poesía tiene voz propia y, sin duda, permanecerá entre las más sonoras del siglo XX. Leo y Cristiane han contribuido a ello.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  86. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar