martes, 13 de septiembre de 2016

Marko Škop, un valor en alza del cine eslovaco

Marko Škop en 2015.
(Foto 
© Ľuboš Pilc / Pravda)

El realizador Marko Škop, nacido en Prešov, al este de Eslovaquia, en 1974, se doctoró en Medios de Comunicación en la Facultad de Filosofía de la Universidad Comenius (Univerzita Komenského) de Bratislava en 2005, y al mismo tiempo estudió dirección de cine en la Academia de las Artes Escénicas (Vysoká škola múzických umení) de la capital eslovaca.

Pronto cosechó éxitos con sus primeros filmes documentales: en 2006 obtuvo del Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, y en 2009 su realización Osadné fue galardonada con el premio al Mejor Documental en el mismo certamen. Aquel año la misma película fue nominada para el premio Grierson en el Festival de Cine de Londres. Eva Nová, su primer largometraje, ganó el premio de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (FIPRESCI) en el Festival de Toronto.

Fotograma del documental Osadné.

Además de las películas citadas ha rodado Ochrana úradu (‘Autoridad de protección’, 1999), Rómsky dom (‘Roma casa’, 2001), Slávnosť osamelej palmy (‘Celebración de una palma sola’, 2005) y Svety iné (‘Otros mundos’, 2006), y ha ejercido de productor en Slepe lásky (‘Amores ciegos’, 2008), Nový život (‘Nueva vida’, 2012) y Zázrak (‘Milagro’, 2013).

Marko Škop, casado con una croata, vive entre Bratislava y Zagreb, aunque profesionalmente sigue vinculado a Eslovaquia. Actualmente es profesor de Artes en la universidad donde se formó y realiza documentales para las televisiones eslovaca, checa e italiana (RAI).
Albert Lázaro-Tinaut

Fotograma del documental Svety iné (‘Otros mundos’), rodado en la región de Šariš, en los Cárpatos eslovacos, habitada por rutenos, gitanos y judíos.

Marko Škop abordará el extremismo y la xenofobia
en su próximo proyecto

Por Martin Kudláč

Tras filmar varios documentales que tuvieron muy buena acogida por parte de la crítica, el realizador eslovaco Marko Škop dio el salto a la fama internacional con su primer largo de ficción, Eva Nová. Esta película del año 2015 gira en torno a una actriz en decadencia obsesionada por salvar la relación con su hijo, al que ha descuidado durante mucho tiempo.

La actriz Emília Vášáryová, protagonista de 
Eva Nová, en una escena de la película.

Después de haber cosechado galardones en su país y en el extranjero, Škop prepara ahora su próximo largometraje, Budiž světlo (‘Hágase la luz’). “Me interesa el tema del hombre corriente que contribuye inconscientemente, con su pequeñísima porción de culpa, al alma colectiva xenofóbica cuando se enfrenta directamente a las consecuencias del odio a través de los eventos que suceden en el marco de una familia. Me interesa el choque entre el mundo del individuo y su familia y el mundo más vasto de la familia humana. También me interesa demostrar que la corrección no es solamente una palabra, sino que significa algo: hay valores humanos que están por encima y más allá del individuo y de su propio miedo y frustración”, ha manifestado el cineasta. 

Marko Škop planea explorar esta temática a través de la historia de un Gastarbeiter (en alemán, trabajador inmigrante, literalmente, ‘trabajador invitado’) eslovaco que descubre que su hijo adolescente, integrado en un grupo nacionalista y paramilitar, ha sido acusado de maltratar y asesinar a un compañero de clase. El padre comienza una investigación para esclarecer los hechos; finalmente, acabará descubriendo toda la verdad sobre la situación y sobre sí mismo. Škop ya ha comenzado a investigar sobre el tema hablando con Gastarbeiters eslovacos en Baviera mientras trabaja en el guion, que planea completar en enero de 2017.
Budiž světlo entrará en fase de producción durante el invierno de 2017 o en el año 2018.

(Este artículo se publicó en Cineuropa el 20 de julio de 2016. Aquí se reproduce con ligeras modificaciones en la traducción del inglés.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada